Libro MANDYJU de Marco Tulio Restrepo Guzmán

0

Autor: Marco Tulio Restrepo Guzmán

 

MANDYJU:

El pasado siempre es hoy

(breve comentario de la reciente publicación de Marco Restrepo)

Por: Alexander Ávila Álvarez

Mandyju, libro con el que Marco Restrepo Guzmán se abre paso en el género narrativo, es un cuento desarrollado en un escenario colonial y amazónico. El protagonista, es el hijo de Jumandi, líder indígena que fue descuartizado públicamente, en Quito, en la plaza de San Blas, por rebelarse contra la Corona española, que había invadido sus territorios. En la historia, Restrepo Guzmán cuenta la lucha heredada por Mandyju, quien, junto a otros caciques indígenas, tomaron la responsabilidad de sus ancestros de liberar a su pueblo de la violenta colonización de los europeos.

En su odisea, Mandyju y sus hombres recurren a varias estrategias para cumplir su cometido. En contra de las expectativas del lector, nunca alcanzan su objetivo, y fracasan rotundamente. Mandyju y la poca gente que no prostituyó sus principios y su moral, con los sobornos de los españoles, nos les quedó otra alternativa que la resignación y la paciencia, que les permitiera aguardar por el momento correcto, para volver a levantarse y encontrar su tan anhelada libertad, secuestrada hace mucho.

Este cuento, publicado por Sur Editorial en su colección Anent y presentado oficialmente el 09 de agosto en el Farol Café Librería, en Macas, si bien está escrito en un contexto antiguo, no resbala jamás en lo anacrónico; al contrario, goza de significantes sólidos que develan cómo la contemporaneidad sigue siendo el reflejo del pasado y de esa historia, que difícilmente nos podemos deshacer.

Mandyju es el reflejo de cómo la violencia psicológica y la manipulación, han sido herramientas de control mucho más fructíferas que la violencia física. El protagonista, a lo largo de las páginas, comprende que su peor enemigo no es el hombre blanco, sino su misma gente, que, una vez sometida al chantaje de los ibéricos, se convierte progresivamente en una sociedad frágil, corrupta y desposeída de voluntad, así como ávida de esa aparente, pero peligrosa, tranquilidad.

Y Mandyju se extiende más allá de lo literario, pues pone en evidencia cómo las conquistas culturales, hasta el día de hoy, nos siguen sometiendo y atando a modelos, cánones y estereotipos, que no reflejan en esencia nuestra identidad, y que se han insertado hasta la médula en nuestra sociedad, en pilares fundamentales como la educación, el arte y la política.

Finalmente, sí, hay que decirlo, Mandyju funciona como una metáfora de la lucha de clases, en todos los contextos: los que tienen y los que no, las élites y el underground, los que todo lo comprenden y los incomprendidos. Y este libro, puede ser también un objeto nihilista, pues, al final, aún con sus páginas siendo parte del mundo, éste sigue y seguirá siendo igual, hasta que un día ya no dé más. Lo único que sobrevivirá eternamente, es lo que no existe. Y de eso se trata la literatura.

Dejar un Comentario